¿Una escuela de filosofía?

Recuerdo que durante las clases de filosofía se mezclaban demasiado filosofía y esoterismo, se hablaba mucho de Teosofía y se admiraba a HPB Helena Petrovna Blavasky . El profesor repetía muchas veces que Nueva Acrópolis es una escuela de filosofía en la que se enseña un modo de vida y no una religión, que Nueva Acrópolis está totalmente en contra de los fanatismos , de las divisiones de clases , raza , sexo , etc y sobre todo repetía que no éramos una secta.

Conversé en un par de ocasiones con el profesor sobre las críticas al fanatismo, ya que en la escuela se hacía mucha diferenciación entre las personas que éramos miembros y los que no lo eran; por ejemplo, se hablaba de “Acropolitanos” o “No Acropolitanos”, de “creadores del mundo nuevo” (miembros Acropolitanos) y “gente del mundo viejo” (de puertas de la escuela para afuera) Pero esas conversaciones acababan habitualmente intentándome hacer ver que yo no estaba entendiendo bien los términos y que ciertas dudas resultaban fruto de una “mente inferior” o lo que ellos llamaban “bajo nivel de conciencia”.

Al poco tiempo, empecé a ver también que incluso entre los propios “miembros acropolitanos” existían categorías (cada uno con su correspondiente escudo, bandera, color y uniforme).: 1- Miembros Acropolitanos, 2- Miembros Acropolitanos de Fuerzas Vivas (divididos en Brigadas Masculinas, Brigadas Femeninas y Cuerpo de Seguridad), 3- Miembros Acropolitanos Hachados y 4- Mandos intermedios , jefes de filiales, etc.

En Perú, Nueva Acrópolis tiene una casa de campo llamada “Heliopolis” de la que todos los miembros y el jefe de filial hablan maravillas. Heliopolis es un enorme complejo de casi 12 hectáreas con capacidad para hospedar hasta 700 personas donde se imparten clases especiales a Mandos Intermedios , miembros de Fuerzas Vivas y una vez al año se hace la reunión de nuevos miembros que es la presentación oficial de los nuevos miembros a la Directora Nacional.